Negocio y Solidaridad

Un modelo de negocio donde la solidaridad y la colaboración se constituyan en valores fundamentales. Ésta es una de las ideas que más repetimos desde gvSIG. A buen seguro, habrá gente que pensará que esto no es más que una afirmación para hacer marketing social. Otros que simplemente somos unos auténticos ilusos, porque claro, como todo el mundo sabe, no hay más que ver la televisión o salir a la calle para saber que Negocio y Solidaridad juntos es imposible, que el negocio es rivalidad y estar por encima del otro, mientras que la solidaridad es algo que se deja para la conciencia que cada uno pueda tener.

Queremos hablar de negocio, no de un simple “ganar dinero” como resultado de un contrato. El concepto de negocio lleva asociado la existencia de acuerdos comerciales, por supuesto, pero también más cosas.

Hablar de negocio es hablar de continuidad. El negocio se desarrolla en un escenario donde los acuerdos comerciales se proyectan en un horizonte temporal mayor al de un simple contrato de compra – venta.

Hablar de negocio es hablar de una relación que se prolonga en el tiempo, y para ello, es necesario que exista confianza. Confianza entre las partes en el sentido de que se van a respetar los acuerdos y de que se mueven en un entorno conocido por todos los actores.

En el modelo del Software privativo es sencillo. La asimetría existente entre los poseedores del conocimiento y los que solo pueden optar a ser utilizadores permite que el escenario sea muy conocido: la sartén solo tiene un mango y ya sabemos quien lo tiene cogido.

Probablemente no sea mucha la confianza y seguridad que la empresa utilizadora tenga en la empresa propietaria del conocimiento, pero al menos no podrá decir que el escenario no es conocido. Uno fija las reglas, -precios, condiciones de uso, etc- y el otro es ‘libre’ de firmar o no el acuerdo de utilización. Uno manda y otro obedece.

Pero si hablamos de software libre, que es en lo que estamos, el escenario es totalmente diferente. No existe potencial ni legalmente limitación alguna para el acceso al conocimiento por parte de ninguno de los posibles actores interesados en la formalización de acuerdos económico – comerciales. Todos tienen libertad para fijar su modelo de negocio.

Hemos de ser conscientes de que en el modelo del software libre nos encontramos ante unas condiciones de negocio totalmente diferentes, y no debería por tanto extrañarnos, que los mismos valores del modelo clásico, tales como la rivalidad y la especulación con el conocimiento adquirido, no resulten válidos en este nuevo modelo.

Tampoco debería extrañarnos que los mismos valores que actúan como motor en el desarrollo del software libre en el campo técnico-científico, colaboración entre diferentes grupos gracias al libre acceso a la información existente, fueran también válidos cuando hablamos de economía.

Veamos el caso contrario. Imaginemos a varias empresas, pymes TIC, en torno a un modelo basado en software libre pero donde alguna o algunas de ellas quieran actuar o poner condiciones que se alejen de los valores del software libre. ¿Alguien ve posible la construcción de una marco de confianza en estas condiciones? “No me salgo yo del modelo privativo para volver a caer en la misma trampa” pensará mas de una de las empresas que realmente quieran apostar por un modelo de software libre

Es por ello que afirmamos que un modelo de negocio basado en software libre sólo será posible desde los valores de la colaboración y la solidaridad, de lo contrario estaremos fracasando al querer poner en marcha nuevas ideas a través de los esquemas clásicos, y es que una cosa es trabajar con software libre y otra adaptar su filosofía.

No creo que sea fácil hacerlo, seguro que es mucho más fácil escribirlo que conseguirlo, pero no por ello debemos de dejar de analizar y reflexionar sobre estas cuestiones.

El discurso dominante seguirá siendo -al menos durante bastante tiempo- el que proclama que esto del negocio y la solidaridad no es más que un cuento de niños, de gente ‘que no sabe lo que es la vida’.

Además de la satisfacción de que aunque sigan pasando los años nos digan que esto lo decimos porque somos ¿jóvenes? continuemos reflexionando sobre el discurso inmovilista que muchos propagan. ¿Qué modelo nos quieren vender? ¿Un modelo de empleo precario y de pymes llenas de dificultades? ¿Quienes nos dan el discurso? ¿Los ideólogos del actual estado de precariedad en el que nos encontramos? ¿Los que callan cuando las grandes consultoras hacen Dumping predatorio [1] para dejar fuera del mercado a las pequeñas?

También nos dirán que el problema es de tamaño. Que hay que realizar una concentración de capital que sea capaz de asegurar cierto tamaño crítico. Que la proliferación de micro empresas no es un modelo a seguir, que es mejor que muchas de esas micro empresas se junten entre ellas para aumentar el mencionado tamaño.

Y sí, estoy de acuerdo, pero llegar a esos acuerdos o formalizar esas asociaciones no debe ir parejo a renunciar a los valores. Si se quiere trabajar en torno al software libre, es mejor que lo hagáis atendiendo a este nuevo modelo de confianza, colaboración y solidaridad.

Una nueva ética de los negocios no sólo es posible, sino que es necesaria para el desarrollo de este nuevo modelo.

Y sobre todo, intentar hacer aquello en lo que creáis y que os apetezca. Nadie tiene autoridad moral ni científica para deciros que vuestras ilusiones son quimeras.

[1] http://www.e-conomic.es/programa/glosario/definicion-dumping

http://es.wikipedia.org/wiki/Dumping

About Gabi

gvSIG Association
This entry was posted in opinion, spanish. Bookmark the permalink.

4 Responses to Negocio y Solidaridad

  1. Pingback: Business and Solidarity | gvSIG blog

  2. Pingback: Бизнес и Солидарность | gvSIG Россия

  3. Amigo yo te apoyo, el negocio y la salidaridad deben de ir de la mano. Aunque muchos solo piensan en ganar dinero, lo importante es ayudar a los demas. Las personas que mas ricas y famosas se han vuelto es por que en realidad ofrecieron algo de valor a las personas. Bill gates les facilito el acceso a la informacion, Alba Edison nos dio la bombilla electrica, y la lista continua.

    Saludos !!!

  4. Algo de fantasía siempre han tenido los grandes proyectos que ya se han hecho realidad. Al menos en su mayor parte y que no dudo que sufrío los embates de las discordias y las mentes necias. Como dijo Henry Ford: “Una empresa que no hace algo más que ganar dinero es una empresa pobre”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s